Animales que hacen viajes psicodélicos


El uso de psicodélicos en el Reino Animal


Desde tiempos inmemoriales los humanos llevamos consumiendo psicodélicos con diversos propósitos espirituales para expandir nuestra mente y hasta para el disfrute recreativo. Ya sea que nuestros antepasados cavernícolas masticara plantas alucinógenas o los aldeanos en tiempos medievales se relajarán con una taza de hidromiel, es seguro decir que el consumo de drogas es uno de nuestros hábitos más antiguos.

Pero aunque parezca increíble algunos animales adoran las drogas psicodélicas tanto como los humanos. La mayoría de las veces lo hacen para purificarse, otras para aumentar su rendimiento de caza y apareamiento pero en muchos otros lo hacen con fines puramente recreativos, lo que está claro es que muchos animales buscan “un viaje” de forma consciente y repetida.

Los investigadores en el campo de la etnobotánica creen que los humanos pueden haberse interesado en algunos psicodélicos naturales observando los efectos que tenían en los animales. El italiano Giorgio Samorini, experto en etnobotánica y etnomicología y autor del libro “Los animales que se drogan”, asegura que “en el mundo animal, en contextos no influenciados por el ambiente antropogénico, no se conocen casos de adicción”. La naturaleza, en suma, protege del “vicio” y si tal comportamiento persiste dentro de una especie, tiene que haber alguna razón evolutiva. Según Samorini, “el fenómeno de las drogas es un fenómeno natural, mientras que el problema de las drogas es un problema cultural”.

Veamos qué miembros del reino animal se han aficionado a alterar sus estados de conciencia yt con qué drogas.

JAGUARES DEL AMAZONA TOMANDO AYAHUASCA.


La ayahuasca es una mezcla enteogénica utilizada en ceremonias de curación amazónicas. Se hace a partir de la preparación de un brebaje de dos plantas, y el compuesto activo de la mezcla es el DMT, uno de los psicodélicos más potentes del planeta.

Los jaguares del Amazonas han sido observados consumiendo uno de las plantas que componen el brebaje, psychotria viridis, también conocida como chacruna; o también diplopterys cabrerana, conocida como chagropanga o chaliponga (en el caso de la preparación conocida como yagé). Los investigadores han conseguido grabar jaguares devorando la hoja de la chacruna y luego de ingerirla los felinos toman un estado de relajación y mirada perdida. Es interesante tomar en cuanta que en muchos testimoniales de experiencias con Ayahuasca las personas relatan encuentros con jaguares del amazonas.

LOS MANDRILES AFRICANOS HIGH EN IBOGA


El iboga (Tabernanthe iboga) es un arbusto que crece en la selva tropical africana que produce el psicoactivo conocido como ibogaína alcaloide. La planta es utilizada en ceremonias espirituales de la tribu Bwiti para inducir visiones increíbles.

Los mandriles son primates de la selva tropical de Camerún, Gabón, Guinea y del Congo. Cuando no están devorando fruta y escapando de predadores, los mandriles buscan y consumen este psicodélico extremadamente potente, la raíz de iboga. Se ha observado que los mandriles desentierran las raíces y las ingieren antes de competir por el dominio. Se cree que les da una ventaja física antes de la competición y que podría reducir el dolor al recibir golpes.

LOS RENOS Y SU AMOR POR LA AMANITA MUSCARIA


La amanita muscaria es ese tipo de seta que solemos ver en películas infantiles, cuentos de hadas y en el famoso video juego Mario Bros. Esta variedad nativa de las regiones templadas y boreales del hemisferio norte florece especialmente en Siberia, territorio que comparte con los renos.

La amanita muscaria contiene dos moléculas psicoactivas: el ácido iboténico y el muscimol. El ácido iboténico está clasificado como una potente neurotoxina, mientras que el muscimol es más sutil y produce efectos de euforia, experiencias extracorporales y sedación.

Los renos buscan las setas inclusive debajo de la nieve y parecen disfrutar de los efectos embriagantes tras hacerlo. Los renos son resistentes al ácido iboténico que contiene la amanita, al descomponer la seta en su sistema digestivo el componente psicoactivo muscimol sobrevive al proceso y es expulsado a través de la orina.

Los chamanes de los Samis, pueblo autóctono de Laponia, descubrieron que los renos actúan como un filtro de las toxinas del hongo y se sabe que bebían la orina de los renos que habían consumido la amanita muscaria para experimentar los efectos sin apenas toxicidad. Como curiosidad, se cree que la leyenda de Papá Noel tiene como base el consumo ancestral de Amanita muscaria, y uno de los fundamentos son los renos voladores que tiran el trineo de santa.



UALABÍS ADICTOS A OPIOIDES


Australia produce aproximadamente la mitad del opio legal del mundo, que se utiliza para crear productos farmacéuticos para uso humano, y estos vastos campos de amapolas intoxicantes son adorados por los ualabís.

En 2009, la fiscal general de Tasmania, Laura Giddings, informó que los canguros están causando grandes problemas para la seguridad de los cultivos. “Tenemos un problema con los ualabís, ya que entran en los campos de amapola, se colocan hasta arriba y empiezan a caminar en círculo, hasta que se estrellan aturdidos contra el suelo”.


Dado que el opio es adictivo, no es sorprendente que también haya informes de que los pequeños animales regresen a los campos una y otra vez para una dosis adicional.

A LOS GATOS LES ENCANTA EL CATNIP.


La hierba gatera (Nepeta Cataria) es una hierba nativa de Europa del Este, Occidente y partes de Asia. Cerca de dos tercios de los gatos se sienten muy atraídos por la hierba la cual contiene nepetalactoae, un terpeno que hace de sustituto de las ferormonas sexuales felinas. Una vez que el gato encuentra la hierba comienza a rodar por el suelo, lamiendo y mascando la planta, y a emitir los sonidos típicos de un gato que se lo está pasando bastante bien. En poco tiempo, sus pupilas se dilatan y empiezan con su extraño comportamiento.

LOS DELFINES SE COLOCAN CON LAS TOXINAS DEL PEZ GLOBO


Cuando se ve amenazado, el pez globo libera una neurotoxina potencialmente mortal. Sin embargo, en dosis pequeñas, esta sustancia química puede alterar los estados de conciencia.

Grupos delfines capturan un pez globo y lo “esnifan” golpeándolo suavemente con el hocico para que libere pequeñas cantidades de la toxina narcótica. Se ha conseguido grabar a delfines colocándose con micro dosis de esta sustancia mortal y posteriormente parecieran encontrarse felices y eufóricos. Todo un subidón al estilo japonés de sushi mortal.

LEMURS

Los lemures de Madagascar han descubierto que los gusanos milpiés contienen una toxina que sirve como repelente de mosquitos. Muerden al gusano y empiezan a salivar en exceso como consecuencia de la intoxicación, se frotan con una mezcla del compuesto su propia saliva y se frotan el cuerpo para así evitar las picaduras de insecto. Y por si esto fuera poco, la toxina les hace quedarse totalmente colocados. No se sabe realmente qué es más importante para ellos, si drogarse o usar este innovador repelente para mosquitos, pero lo que está claro es que no parecieran tener suficiente de esta método insecticida.

32 vistas0 comentarios

© 2023 by Sitter of Self.

  • Negro Facebook Icono
  • Black Instagram Icon